Telefono: 655 27 12 24 - Email: info@europeanacustica.com

 ¿Qué es el eco? Como eliminarlo fácilmente

El eco es el reflejo de una onda sonora en una superficie lejana que llega de nuevo al punto de origen. Existen ciertos requisitos básicos para que se produzca el eco.

  • Tamaño del obstáculo o receptor en comparación con la longitud de onda del sonido emitido.
  • Distancia entre el emisor del sonido y el receptor, unos 20 metros como mínimo para que el eco se escuche de forma completa después de que termine el sonido original.
  • Intensidad o volumen del sonido emitido debe ser lo suficientemente alto para que el eco reflejado sea audible.
  • Cuanto más corto sea el sonido, mejor será la recepción del mismo. Por eso cuando probamos nuestro eco solemos gritar “Hola” o “Eco”.

que es el eco como eliminarlo

Con el eco también hablamos de las reverberaciones. ¿Es el mismo fenómeno acústico? ¿Qué diferencias hay entre ellos?

La reverberación es el reflejo de las ondas sonoras creadas por la superposición del eco.

Diferencia entre eco y reverberación

Las diferencias entre ambos son sencillas.

El eco suele ser claro y se distingue fácilmente. Por el contrario la reverberación no es una replica clara del sonido original, la superposición de las ondas debido a la falta de distancia dificultan su comprensión.

El eco se puede escuchar cuando entre la fuente emisora del sonido y el cuerpo que refleja el mismo existe aproximadamente una distancia de unos 17 metros, por el contrario las reverberaciones suelen producirse cuando el sonido se refleja en superficies cercanas.

El eco puede ser escuchado tanto en espacios abiertos como cerrados, a diferencia de las reverberaciones que generalmente se experimentan en espacios cerrados con gran cantidad de objetos reflectantes.

Utilizando el eco podemos determinar la distancia a la que se encuentra el objeto que lo refleja.

Como eliminar el eco de una habitación

Escuchar el eco en una excursión con los niños puede ser una experiencia agradable y simpática, el problema es cuando tenemos el eco dentro de nuestras viviendas. Este efecto dificulta nuestras conversación en el interior de nuestra casa, la acumulación de ondas aumentará la energía del sonido en la habitación. Como resultado las personas alzarán la voz en un intento de compensar la incapacidad para entenderse dando lugar a una atmósfera sónica bastante insaludable.

Para ello os indicamos una serie de acciones bastante sencillas con las que reduciréis los ecos y reverberaciones de nuestro hogar.

Colgar textiles o cuadros en nuestras paredes

El objetivo es colocar elementos o superficies blandas y/o absorbentes en nuestras paredes que impidan que las ondas de sonido reboten en las paredes rígidas.

Cortinas.

Murales.

Tapices.

Cuadros (recordar evitar vidrios delante).

Colocación de paneles acústicos

Actualmente existen en el mercado infinidad de paneles decorativos los cuales además de embellecer nuestras estancias añaden su principal característica que es la de absorción acústica.

Alfombras en nuestros pisos

Colocar alfombras o solados blandos también influirá beneficiosamente en la reducción del eco en nuestra casa, aparte de dar calidez y generar una atmosfera de confort.

Estanterías y muebles blandos

Estanterías altas llenas de libros, sofás, divanes, cojines… todo es válido para frenar el rebote de las ondas sonoras y cambiar su dirección, aunque lo más importante como hemos dicho al principio es la capacidad de absorción de las mismas.

Con estos pequeños trucos conseguiremos eliminar y absorber el eco y posibles reverberaciones, creando un hogar con confort y acondicionamiento acústico perfecto.

 

Etiquetas: aislamiento, paneles acusticos, materiales aislantes acusticos, absorbentes acusticos, aislantes acusticos, acondicionamiento acustico