Puertas Acústicas

Las puertas acústicas o puertas insonorizadas son puertas que han sido diseñadas para minimizar la transmisión del ruido a través de ellas.

Las puertas acústicas están diseñadas para permitir la insonorización de los recintos que delimitan y para evitar que los sonidos producidos en el interior de determinados recintos puedan ser percibidos en su exterior, este es el ejemplo de discotecas, pubs, restaurantes que dotan sus espacios de puertas acústicas para evitar molestar a sus vecinos.

Las puertas acústicas o insonorizadas son por tanto puertas con un mejor aislamiento acústico principalmente a ruido aéreo y eventualmente a ruido de impacto

acondicionamiento acústico

 

Una puerta no insonorizada normal ofrece el mínimo aislamiento acústico ya que su hoja ni aísla ni absorbe las ondas acústicas incidentes debido a su escaso peso y espesor, a que no dispone de material fono absorvente entre la hoja y el cerco (lo cual contribuye al aislamiento acústico) y a que no presenta una superficie de poro abierto (lo que mejoraría su absorción acústica).

 

Morfología de una Puerta Acústica

El aislamiento acústico en una puerta acústica depende de dos elementos:

- La hoja, que debe aislarse por aumento del peso o espesor. Para conseguir esto se suelen poner hojas dobles.

- La junta hoja-cerco, como posible puente acústico, que debe cerrarse mediante juntas elásticas o con un perfil intrincado.

La puerta acústica estándar presenta un aspecto similar a las convencionales, distinguiéndose sólo por su mayor grosor, por la presencia de juntas entre la hoja y el cerco, y por tener más o mayores herrajes de cuelgue debido a su peso.

En cuanto a Dimensiones, al ser puertas especiales, cada fabricante tiene sus propias dimensiones, con espesor y gruesos algo mayores de los empleados en construcción residencial y comercial. No existe normalización de medidas, aunque en las viviendas se respetan las medidas estándares, siendo la más comúnmente utilizada: ancho de 825 mm, alto de 2030 mm  y canto mínimo de 50 mm.

Son puertas de peso elevado. Dependiendo del modelo puede variar de 20 a 90 kg/m2.

 

Aplicaciones para las puertas acústicas

 

Puertas Acústicas para Viviendas

En la vivienda los diferentes ruidos provenientes de la TV y electrodomésticos, voces, pisadas… generalmente pueden controlarse entre los propios usuarios, por lo que las normas son bastante tolerantes en lo que se refiere al aislamiento en viviendas y por tanto el uso de puertas acústicas de interior es reducido.

En cuanto a puertas exteriores de entrada a la vivienda se suele hacer uso de puertas blindadas o acorazadas que funcionan de por sí mejor acústicamente que las puertas convencionales.

 

Puertas Acústicas Para Locales

En el ámbito laboral como oficinas, tiendas… el ruido de conversaciones y murmullos y el procedente de la propia actividad laboral es el más molesto por lo que las puertas acústicas son necesarias. Del mismo modo y sobre todo en locales compartidos tenemos que hacer uso de otros medios de absorción adicionales a las puertas acústicas como son techos suspendidos acústicos, suelos, paredes de cartón yeso laminado…

 

Puertas Acústicas Industriales

En el ámbito industrial las puertas acústicas se usan para compartimentar zonas de máquinas ruidosas, etc.

 

Hay determinados locales que además requieren de un mayor nivel de insonorización como son las habitaciones en hoteles y hospitales, bibliotecas y salas de estudio, emisoras de radio, estudios de grabación, salas de conferencia, auditorios, cines, teatros… porque se quiere evitar que el ruido entre en estos espacios. También hay determinados locales muy ruidosos respecto al ruido que producen  como gimnasios, salas de banquetes, auditorios, salas de ensayo, etc. que emplean puertas acústicas muy especiales para evitar que el ruido salga al exterior y moleste a la vecindad.

La insonorización acústica se logra mediante puertas acústicas que poseen un diseño con geometría y materiales característicos que minimizan en gran medida el paso de ondas sonoras tanto a través de la hoja de la puerta como por los puntos de contacto entre la hoja y sel marco.

En general la puerta es construida mediante una combinación de materiales que brindan características estructurales apropiadas y a estos se le adosan o rellenan con determinados materiales especiales que contribuyen a la absorción acústica de los ruidos que pretenden atravesar la puerta.

El sellado se realiza mediante laberintos de juntas elásticas con triple plegado, que garantizan la estanqueidad de la puerta, y la correcta insonorización de las mismas.

 

¿Como Impide el paso del sonido una Puerta Acústica?

Hay tres sistemas para impedir (aislar acusticamente) el paso del sonido en una puerta acústica:

a) por peso: es el método más simple y seguro pero tiene los inconvenientes de que se dificulta su maniobrabilidad y de que los sonidos próximos a la frecuencia natural de vibración del material, son transmitidos con relativa facilidad.

b) por estructura dual o doble pared (también llamado sistema masa-muelle-masa), formada por dos paramentos separados por una cámara de aire o un material absorbente (en cuyo caso la puerta se convierte en un sándwich).

c) por absorción: se colocan en las caras materiales absorbentes que en sus poros hacen de sumidero de las ondas acústicas incidentes, transformándolas en calor.

 

Materiales para la construcción de Puertas Acústicas

Para la construcción de puertas acústicas se emplean diferentes tipos de materiales y artefactos: 

  • Materiales absorbentes: incluye desde el propio aire con bajo coeficiente de absorción  hasta la lana de roca.
  • Burletes: la estanqueidad se puede mejorar por medio de juntas elásticas (que se comprimen al cerrarse la puerta) y/o con perfiles de carpintería de la forma más intrincada posible.
  • Burletes de guillotina: es un mecanismo de ajuste consistente en un burlete que cae cuando la puerta se cierra y se eleva cuando se abre.
  • Juntas acústicas: las juntas tratan de cerrar esos huecos pudiendo ser perimetrales y de umbral.
  • Separadores o espaciadores elásticos entre capas: en general se escogen materiales viscoelásticos como: caucho, fieltros impregnados, cordón de silicona, espuma de poliuretano, espuma de caucho, cloridrato de polietileno, clips elásticos, etc.
  • Planchas rígidas y pesadas: acero, aluminio, hojas de resinas reforzadas con fibra de vidrio, alma de plástico cubierta con plancha metálica (por ej. de aluminio).
  • Mantas aislantes: caucho sintético, espuma de látex sintético (látex de polibutadieno, copolímeros de estireno-butadieno, copolímeros de butadieno-acrinonitrilo), espuma de poliuretano y otros plásticos de célula abierta con huecos internos conectados de forma laberíntica, cloruro de polivinilo.
  • Herrajes: las puertas acústicas de uso doméstico, comercial o administrativo son de diseño estándar pero, debido al peso de la hoja, debe aumentar su número. Normalmente son 5 puntos.

 

Tipos de Puertas Acústicas

Las puertas acústicas o puertas isofónicas pueden ofrecer los mismos acabados que otras puertas estándar como recubrimientos laminados, rechapados, DM para pintar, lacados…, cuentan entre sus componentes con determinadas gomas isofónicas en diferentes puntos de la puerta que garantizan la estanqueidad sonora del espacio que encierran.

Dependiendo de las necesidades de aislamiento que exijan los trabajos de acondicionamiento acústico de un espacio se utilizarán puertas acústicas con diferentes rangos de aislamiento (32 dB, 34 dB, 38 dB y 42 dB) homologados y certificados por la autoridad competente.

Por último, y teniendo en cuenta los requerimientos estéticos de la sala, podrán instalarse puertas acústicas o puertas isofónicas con visores de vidrio o cualquier otro tipo de herraje o accesorio que mejor se adapte a la estética del espacio en el que se instala.

 

En European Acústica somos fabricantes de diferentes tipos de Puertas Acústicas así como Cabinas Acústicas y Cerramientos, Silenciadores Acústicos, Pantallas Acústicas…

Etiquetas: puerta acustica, puerta insonorizada