Los efectos psicológicos del ruido

Pérdida de concentración, sensación de desasosiego, irritación y molestias por causa del ruido, son algunos de los efectos psicológicos que se asocian al estrés ambiental.

¿Cuáles son los efectos del ruido a nivel mental?

El ruido provoca trastornos de toda índole que afectan a la salud psicológica de muchas personas, como los dolores de cabeza, ansiedad, inestabilidad emocional y otros efectos variables, que se presentan a diario ante la presencia de ruidos constantes en el ámbito del trabajo o la familia.

Efectos psicológicos del ruido

En general, este tipo de situaciones aumentan la actitud negativa y la sensación de estrés a nivel personal o colectivo, generando nerviosismo y molestias que se pueden evaluar como altamente estresantes.

Algunas situaciones frecuentes son entre otras las siguientes:

  • Ruido percibido como innecesario.
  • Personas que conciben los sonidos como algo perjudicial para su bienestar general.
  • Pánico, miedo, temor, ansiedad, entre muchas sensaciones negativas que demuestran los efectos psicológicos del ruido.
  • Asociación de sonidos al medio ambiente con alta sensibilidad, relacionados con alteraciones e irritaciones en entornos ruidosos que provocan mayor estrés.

Diversas investigaciones han estudiado los efectos del ruido en la mente, analizando la vivencia de las personas ante los sonidos imprevisibles e intermitentes que son considerados más agresivos.

Sin embargo, otro elemento que molesta más que el ruido constante es la intermitencia porque resulta difícil predecir el tiempo cuando se producirán. Sus efectos son:

  • Mayor aumento del estrés al evaluarse la situación ambiental.
  • Menor capacidad de concentración cuando se mantiene la atención en los sonidos, evitando la productividad.
  • Riesgo de adaptación y acomodación al ruido.

¿Cómo afrontar los efectos psicológicos del ruido?

Generalmente, disminuyen y llegan a desaparecer muchos problemas relacionados con el elevado ruido, si se reduce la intensidad. Pero, influyen en este tipo de afecciones neurológicas las diferentes variables ambientales.

Como efectos derivados, podemos mencionar el Síndrome de Indefensión Aprendida que influye en el control de las conductas emocionales y cognitivas. 

Surgen entonces las estrategias indispensables para afrontar los efectos nocivos del ruido que requieren la ayuda de profesionales, escogiendo el aislamiento acústico como solución imprescindible para evitar estos factores de riesgo, que provocarán enfermedades psicológicas en un futuro.

Si percibes algunas de las situaciones emocionales mencionadas consulta con el especialista y no dudes en aislar las habitaciones de tu vivienda, o la vivienda entera, para asegurar la calidad de vida de toda la familia, evitando los efectos psicológicos del ruido.

Etiquetas: aislacion acustica, control del ruido, insonorizar, ruido, contaminacion acustica, efectos del ruido, ruido salud