Telefono: 655 27 12 24 - Email: info@europeanacustica.com

Ahorro energético

Cuando escuchamos las palabras de ahorro energético no solo se trata de ser más eficiente energéticamente hablando o más considerado con el medio ambiente, si no un cambio de comportamiento a la hora de consumir energía.

Diferencias entre ahorro energético y eficiencia energética

Concepto de ahorro energético

Como hemos indicado anteriormente un ahorro supone un cambio de actitud frente a nuestro consumo energético. Generalmente el ahorro energético es mayor cuanto mayor es nuestro compromiso. Es ahorrar energía sin tener que invertir en nuevos electrodomésticos, bombillas, termostatos, ventanas, etc.

Ejemplos:

  • Apagar aparatos eléctricos mientras no se usan.
  • Bajar termostatos.
  • Apagar luces que no utilizamos.

Concepto de eficiencia energética

Por el contrario, aunque el fin es el mismo con el concepto de eficiencia energética lo que se hace es mejorar las condiciones físicas, en lugar de modificar nuestros habitos de conducta. Usar tecnología que requiera el consumo de menos energía. A corto plazo es más costoso, pero nos permite ir modificando nuestra conducta de uso energético poco a poco.

Ejemplos:

  • Reemplazar bombillas por luminarias de bajo consumo.
  • Agregar aislamiento a nuestras paredes.
  • Cambio de ventanas o colocación de doble ventana.
  • Adquirir electrodomésticos eficientes energéticamente.

ahorro energetico

En nuestro articulo nos centraremos en el ahorro energético.

Medidas de ahorro energético 

A continuación os damos una serie de pautas para conseguir un mayor ahorro energético.

Ahorro de agua caliente y calefacción

  • Compruebe la temperatura del termostato en su caldera para el agua caliente y considere reducir la temperatura en 2 grados.
  • Reduzca la temperatura del termostato. Una temperatura media en torno a 21 ºC es suficiente.
  • Apague los radiadores de las habitaciones que no use habitualmente, también deberá cerrar estas habitaciones para evitar fuga de calor.
  • Antes de comenzar la temporada de encender los radiadores es conveniente purgarlos, es decir, sacar el aire que haya podido quedar almacenado en los mismo, esto reducirá su capacidad calorífica. Es una operación fácil y muy efectiva.
  • Intente no bloquear radiadores con puertas, cortinas o muebles.
  • Si el sol nos está entrando por la ventana, dejar las puertas abiertas para que el aire caliente circule por toda nuestra vivienda.

Ahorro de agua

  • Todos sabemos los beneficios en el ahorro de agua de una ducha frente a un baño, lo que no todos sabemos que la elección de una adecuada alcachofa de ducha, nos permite ahorra agua a la vez que la sensación de la ducha mejora.
  • Cerrar un poco la llave del agua nos dará como resultado tener un poco de menos presión lo que se traduce en un ahorro y menos desperdicio.
  • Tanto en lavadoras como en lavavajillas seleccionar el botón de media carga, cuando no tengamos suficiente ropa o vajilla para lavar.

Ahorro de luz

  • Acostumbrarnos a apagar los aparatos eléctricos totalmente cuando no los estemos usando, a parte de un ahorro conseguiremos sobrecalentamientos innecesarios de los mismos.
  • Apagar la luz cuando salgamos de una habitación. Quizás al principio nos cueste pero es un habito que una vez que tenemos nos beneficiará.

Ahorrar en la cocina

  • Utilice el microondas siempre que pueda es una opción de ahorro energético más eficaz que el uso del horno.
  • Para descongelar y cocinar alimentos congelados, se recomienda una descongelación lenta, es decir, dejar fuera o en la nevera la noche anterior al cocinado, aparte de ser más económico también es más sano.
  • Si vamos a utilizar el horno, recordar abrirlo el menor numero de veces, y aprovechar su capacidad para cocinar varios alimentos a la vez.
  • Use cacerolas y vajilla acorde a la cantidad de comida, al igual que si utilizamos vitrocerámica, adaptar la medida de nuestra cacerola o sartén al tamaño del aro de la placa de cocción.

 

 
 
 
 
 
 

Etiquetas: aislamiento, ahorro energético