Amortiguadores acústicos: Soluciones innovadoras para instalaciones acústicas

Te contaremos como mediante los amortiguadores acústicos podemos reducir considerablemente los ruidos de tipo estructural.

Todos pensamos que el control del ruido se puede realizar con una forma básica: o bien evitarlo de forma aérea, o realizar un buen aislamiento acústico. Pero esto sólo se soluciona de forma momentánea y no de forma definitiva. Porque los ruidos más importantes y dañinos son los que vienen de ruido estructural, que es mucho más molesto que lo ruidos provenientes de la transmisión aérea.

amortiguadores acusticos

Suele pasar que el ruido en sitios de oficinas y locales industriales, el ruido estructural es bastante elevado: los extractores de humos, de aire y agua, los ascensores, maquinarias y grupo de presión transmiten ruido a la estructura del edificio. Para muchos dueños de estos locales  es una permanente causa de conflictos y auténticos quebraderos de cabeza.

Si tu local o negocio tienen estos problemas, os contamos que existe algo que ayuda mucho a reducir los ruidos: son los denominados  amortiguadores acústicos. Esto será más sencillo de hacer y la solución más barata pero deberán instalarse antes de empezar la obra. Son sistemas antivibratorios. Si los problemas se detectan después de realizar la obra los costes de instalación serán algo más elevados.  

¿Qué hace un amortiguador acústico?

Los amortiguadores acústicos lo que hacen es impedir y eliminar las múltiples vibraciones que se dan en el edificio. Hay diferentes tipos, elastómetros o amortiguadores. Podemos encontrar de caucho, gomas trabajadas y potentes, sistemas de muelles , etc. Todos que aguantan bastante ruido y los llevan a otros puntos, eliminado casi del todo el ruido.

Estos elementos antivibratorios se seleccionan y usan en función del peso que soportan y el tipo de negocio para el cual se destinan. Un experto técnico en sistemas de instalación acústica os aconsejará los correctos y adecuados según vuestro local, dimensiones, instalación y tipo de negocio al que os dedicáis.

Antes eran sistemas muy pesados, ahora cada vez más se realizan con elementos de cargas más reducidas que van en consonancia con el resto de las instalaciones del edificio. Hay que realizar una adecuada elección e instalación del aislador y amortiguador acústico porque si no elegimos bien y estudiamos a medida el problema, provocaremos el efecto contrario o una amplificación de la vibración transmitida o resonancias con lo que agravaríamos el problema.

Se pueden usar para ruidos constantes, pero de baja frecuencia los muelles metálicos y los amortiguadores de goma o caucho para las frecuencias más altas.

Es curioso que este tipo de antivibradores no sólo se usan para fuentes causantes del ruido, además tienen otras muchas aplicaciones.

Amortiguar los puntos de unión de las estuctruras

Un sistema efectivo debe ser tratado en los puntos de unión, como conductos, cables, tuberías y elementos arquitectónicos. Se suelen incluso poner manguitos elásticos o tapones. Cuanto más flexibles mejor, puesto que se deben de quitar todo tipo de conexiones rígidas en los puntos de sujeción.

El objetivo es que los puntos de unión sean lo más flexibles posible para no generar vibraciones.

Si una instalación vibra al final se terminará causando el ruido. Los amortiguadores acústicos son una solución si se saben escoger los materiales apropiados para cada tipo de estructura, superficie o punto de unión. 

Etiquetas: materiales aislantes acusticos, aislamiento acustico de impacto, mejores materiales de aislamiento acustico, control del ruido, ruido